Bienvenidos a GPS Educativo

¡ESO ES DE NIÑA!

¡ESO ES DE NIÑA!

Lo único que conseguimos generar en el niño cuando le lanzamos esa consigna enjuiciadora acerca de su elección (de un juguete, de un color…) es confusión y miedo a su elección, a su preferencia, a su libertad y por supuesto a no ser aceptado.

Algunos padres, preocupados, me comentan al respecto que lo hacen porque “no quieren que se rían de ellos, que les hagan daño”. Cuando les pregunto ¿tenéis miedo de que vuestro hijo sufra?, ellos, por su puesto, me dicen que sí.

De la misma forma que el sufrimiento es inevitable, y forma parte de la vida (también de la de los niños), este no se afronta de la misma forma si somos personas inseguras y frágiles, continuamente amarradas a la aprobación de los demás, a si por el contrario, nos gusta como somos porque nuestro entorno afectivo de referencia nos devuelve esta certeza de valía y de afecto incondicional. Esto también ocurre con los niños.

Los estereotipos de género se aprenden, (sí, desde niños, vamos construyendo el imaginario de los que es “lo masculino” y “lo femenino”), a veces las preferencias de niños y niñas coinciden y otras veces no, y esto ¿Qué pasa entonces? .

Por lo general, lo que pasa es que el entorno va a transmitirle al niño su opinión (en forma de crítica, de halago o de indiferencia) sobre su comportamiento. Tanto los demás niños como los adultos y esto tiene sus consecuencias en el niño que las recibe.

Lamentablemente, algunos padres (o adultos de referencia), con la mejor de las intenciones proyectan sus propios miedos en los niños, y algunos compañeros de juegos humillan o ridiculizan este comportamiento. ¿Qué pasa cuando un niño prefiere aquello que culturalmente está asignado al género opuesto?.

Pues que se está expresando desde la libertad, y es además, una oportunidad para aprender a interiorizar roles más igualitarios y a relativizar mensajes machistas y homófobos que puede recibir más adelante. La diferencia está en cómo los adultos que más queremos al niño, asistamos a este tipo de eventos. En cuanto al resto de niños, estos puede que en su comportamiento no podamos intervenir directamente.

Sin ir más lejos, desde la UNESCO, se plantea que la igualdad es prioritaria en la planificación de la educación, tanto desde las infraestructuras hasta el desarrollo de materiales o los procesos pedagógicos porque:

• Los roles de género son creados por la sociedad y se aprenden de una generación a otra;
• Los roles de género son constructos sociales y se pueden cambiar para alcanzar la igualdad y la equidad entre las mujeres y los hombres;
• Empoderar a las mujeres es una herramienta indispensable para hacer avanzar el desarrollo y reducir la pobreza;
• Las desigualdades de género socavan la capacidad de las niñas y mujeres de ejercer sus derechos;
• Asegurar la igualdad de género entre niños y niñas significa que ambos tienen las mismas oportunidades para acceder a la escuela, así como durante el transcurso de sus estudios.
A lo mejor es conveniente revisar nuestros propias inseguridades para evitar trasladarlas a aquellos niños que crecen a nuestro lado. Más allá de promover el cambio social, contribuir a su libertad, seguridad y autoestima es uno de los más grandes gestos de amor y respeto que podemos a hacer a lo largo de su desarrollo psicológico y social.

Escrito por: Carlos Javier Torrecilla. Psicólogo (Col. M-30920)

Ilustración por: Manuel Trujillano

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *