Bienvenidos a GPS Educativo

NIÑOS BILINGÜES: CLAVES PARA APRENDER DISTINTOS IDIOMAS

NIÑOS BILINGÜES: CLAVES PARA APRENDER DISTINTOS IDIOMAS

En la sociedad en la que nos encontramos, el aprendizaje hacia los idiomas está sufriendo un desarrollo vertiginoso, convirtiéndose, en ocasiones, en el eje central de la educación.Cada vez son más las familias que se interesan por el aprendizaje de otro idioma por parte de sus hijos e hijas.

Las alternativas son muchas: Colegios bilingües, educadores nativos, clases particulares, extraescolares, campamentos de inglés, viajes al extranjero, etc

Ofrecer a los niños comunicarse en distintas lenguas desde una edad temprana es beneficioso, no solo desde el punto de vista del propio aprendizaje del idioma, sino que también mejorará su concentración, sus habilidades sociales, la capacidad de pensar y analizar la propia lengua y facilitará el aprendizaje del resto de conocimientos.

Existe la creencia popular de que puede ser negativo educar a los niños en dos lenguas distintas, ya que las mezclarán y serán incapaces de comunicarse adecuadamente en cualquiera de los dos idiomas.

La realidad es que los niños rápidamente aprenden a distinguir en qué contextos usar una u otra lengua y crean dos “compartimentos” separados, utilizando solo el vocabulario y normas sintácticas y semánticas correspondientes a cada lengua, sin incurrir en errores.

Sí es habitual que, en una primera fase, los menores no puedan, o no quieran, comunicarse en una de las dos lenguas, aunque sean capaces de comprenderla, o que existan algunas confusiones a la hora de expresarse. Todo esto forma parte de un proceso normal, por lo que no es bueno corregirles o regañarles, ya que podemos provocar un rechazo a una de las lenguas, que dificultará su desarrollo posterior.

La metodología excesivamente reglada que se ha utilizado habitualmente en las clases de idiomas (fichas, listas de vocabulario, aprender de memoria verbos irregulares, etc.) ha obtenido escasos resultados, por lo que cada vez más se tiende a incorporar la lengua extranjera como parte del proceso habitual de aprendizaje, es decir, desarrollar las tareas habituales utilizando la nueva lengua, impartir las clases en inglés, leer cuentos, ver películas, juegos, etc.

Es importante atender a las cuatro facetas de una lengua; hablar, leer, escuchar y escribir, pero teniendo en cuenta la edad y el desarrollo de cada niño.

Puede ser contraproducente exponer a un niño a contenidos escritos si no tiene la madurez necesaria para afrontar este tipo aprendizaje. Por eso, en un primer momento, es recomendable la mera exposición a la lengua y, posteriormente, ir aumentando las exigencias.

En el caso de tratarse de un niño mayor, que ya domina un idioma y se va a introducir en el contexto de una nueva lengua (por ejemplo, comenzar las clases en un colegio bilingüe en el que el resto de niños ya hablan inglés), es recomendable comenzar poco a poco la adaptación, para evitar enfrentarse a una tarea demasiado exigente y que se pueda producir un rechazo.

En la medida de lo posible, es aconsejable comenzar con compañeros que se encuentren en su misma situación, de esta manera facilitaremos el aprendizaje y evitaremos que se compare y pueda desarrollar problemas de autoestima.

Verónica Pérez Ruano
Psicóloga Nº col M-25027

Imagen: Manuel Trujillano

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *