Bienvenidos a GPS Educativo

¿Cómo ayudar a que los niños aprendan del fracaso en las escuelas?

¿Cómo ayudar a que los niños aprendan del fracaso en las escuelas?

Hoy hablamos del fracaso. Pero no exactamente del fracaso escolar. Hablamos del miedo al fracaso, es casi palabra tabú. Y la realidad es que no tiene porqué ser para tanto y depende, sobre todo, de la perspectiva de la que lo veamos. Todos queremos que nuestros objetivos y nuestros planes se cumplan pero, por experiencia sabemos que la vida no es así. Si me caigo me vuelvo a levantar, si esto no ha salido como quiero aprendo de mi error y lo vuelvo a intentar: el fracaso nos da la oportunidad de superarnos. Es importante que los niños aprendan esta lección a edades tempranas, frustrándonos es como aprendemos a superar la frustración.

Os adjuntamos un artículo que habla de una nueva metodología de enseñanza americana que incluye en su currículo educativo la opción de fracasar como fórmula para aprender, a la vez que fomenta la autonomía y la creatividad en los niños. Esperamos que os guste.

 

¿CÓMO AYUDAR A QUE LOS NIÑOS APRENDAN DEL FRACASO EN LAS ESCUELAS?

Algunas escuelas en EU crean la “hora genio” donde los niños pueden desarrollar proyectos que ideen ellos mismos

CNN México. Por Emanuella Grinberg
Miércoles, 19 de marzo de 2014 a las 08:00

 

Escuelas en Estados Unidos están implementando un proceso para ayudar a los niños a lidiar con los fracasos, esto se trata de la “hora genio”.

La “hora genio” es un periodo de 80 minutos cada lunes en el que los niños pueden trabajar en proyectos que ellos escogen.

“Definitivamente es lo más destacado de mi semana”, dice Emily de 12 años, una estudiante que participa en este programa en Illinois. “No es un proyecto que un maestro te asigne, es algo que en realidad te interesa, y te hace aprender en formas diferentes de lo que hacemos el resto del día en la escuela”.

La “hora genio” de su salón se inspiró en la iniciativa del 20% del tiempo de Google, que permite a los empleados dedicar el 20% de sus horas de trabajo a sus propias ideas. El concepto ahora se pone de moda en las escuelas, normalmente enraizados en la idea de proyectos apasionados liderados por estudiantes con un enfoque en crear y compartir.

Los maestros dijeron que es parte de un mayor movimiento en la educación para promover el aprendizaje impulsado por estudiantes, al asegurar que los jóvenes aprendan a pensar por sí mismos. Los educadores en todos los grados piden a los estudiantes que ideen sus propias preguntas, hagan su propia investigación y formen sus propias conclusiones.

Los estudiantes de Nicholas Provenzano en la Preparatoria Grosse Pointe South en Michigan, Estados Unidos, mantienen 20 Time blogs donde publican semanalmente sobre proyectos que van desde documentar Detroit, ser vegetariano, aprender polaco y cómo fabricar camisetas.

Provenzano también se inspiró en conversaciones en Twitter, y lanzó 20 Time este otoño después de un verano de planeación y establecimiento de pautas para los estudiantes. Una clave en su lista de “mandamientos”: “el fracaso ES una opción”.

Los beneficios de aceptar el fracaso

En medio de la presión para aprobar exámenes y tener éxito, permitir a los estudiantes conocer que el fracaso es aceptable, les permite tomar riesgos, dice Provenzano.

“Con la hora genio, el fracaso es un resultado aceptable y el énfasis está en aprender del fracaso. Esto permite que el estudiante se impulse y tome riesgos. Los ambientes tradicionales de aprendizaje no apoyan ese enfoque”, dijo.

“Le pregunté a mis estudiantes qué les gustaba sobre este proyecto y las respuestas más comunes fueron que amaban la libertad de explorar cosas que les apasionaban en lugar de solo trabajar en lo que les asignaban los maestros. La libertad es lo que los motiva a explorar grandes ideas y apropiarse de su conocimiento”.

En un área en la que las pruebas estandarizadas dominan las conversaciones de educación, puede ser difícil para los maestros venderles la idea a los administradores, padres e incluso estudiantes. Pero hay mucho que aprender para los estudiantes cuando tienen libertad, dijeron los maestros. Es una hora a la semana en la que el fracaso no solo es una opción; es una oportunidad de aprendizaje.

“Es hacer que los niños aprendan por su cuenta y se conviertan en personas que aprenden toda la vida”, dijo Joy Kirr, maestra de Emily Born en Arlington Heights, Illinois, y una evangelista de la hora de genio. “No van a tener maestros que les ayuden toda la vida. Van a tener que estar por su propia cuenta”.

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *